Constanza Anabalon // María Gutiérrez 4B Colegio San Rafael

lunes, 24 de octubre de 2016

Alegoría del órgano central.

Simbología

En esta historia hablaremos de cinco simbologías:

El sombrero: Es la representación de la femineidad de la cual la loca, biológicamente, era exenta. Es aquel artefacto que le permite asumir su rol de mujer, en su interior; en mente y cuerpo.

La canción: “Tengo miedo torero”. Canción que la Loca dedica a Carlos. Representa los sentimientos guardados en el interior de su corazón, que son expresados en una alegoría. La joven dama tiene miedo de perder a su torero, por su oficio. La Loca, en otro contexto, no desea perder a Carlos, por sus ideales.

La ciudad de Santiago: Capital, en la cual se desenvuelven los hechos del texto. El ambiente esta desgarrado, influenciado por la represión de los militares y la revolución de los jóvenes. El pueblo está en busca de su identidad, con respecto a lo político.  

La casita del 88: Este es el único lugar, físico, en donde la Loca poseía un arquetipo de su verdadera identidad, aquella que residía en su interior, su alineación con el género femenino. Su interior reflejaba lo que la Loca en verdad desea poseer y demostrar.  

La plaza Italia: Es la frontera, aquella línea tacita que se impone en el colectivo de las personas, que divide a la población, y la separa y categoriza, con respecto a lo social, político, económico. La Loca es capaz de atravesar esta línea con total facilidad, pues, ella está, sin percatarse, segregada de la estandarización colectiva. Ella cruza, enlazando los mundos, sin pertenecer a ninguno.


Pañuelo: Prenda, que de manera sutil refleja la fragilidad, la añoranza, el amor, la esperanza de una mujer, es abandonada, como un acto de liberación y de perdón.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario